Login

Usuario
Password *
Recordarme

AEAFMA (Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales)

La Junta se incauta de más de 300 artes ilegales de caza en una operación en Sierra de Yeguas

AddThis Social Bookmark Button

Fuente: Europa Press

La Junta se incauta de más de 300 artes ilegales de caza en una operación en Sierra de YeguasAgentes de Medio Ambiente de Andalucía se han incautado de más de 300 artes de caza furtiva en una actuación contra esta práctica ilegal desarrollada en dos cotos del término municipal de Sierra de Yeguas (Málaga). En esta misma operación se han intervenido sustancias venenosas que se cree que han servido para dar muerte a especies carnívoras.

La actuación se ha llevado a cabo después de una prolongada investigación que comenzó en la primera quincena del mes de enero, tras hallarse muertos tres zorros y cuatro meloncillos --especie protegida-- en dos cotos de caza menor en dicha localidad, propiedad de una misma sociedad de cazadores, según han explicado el delegado del Gobierno andaluz, José Luis Ruiz Espejo; el delegado de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Javier Carnero, y el coordinador de Agentes de Medio Ambiente de Andalucía, José Montes.

Tras esto, los Agentes de Medio Ambiente, en cumplimiento de la Estrategia Andaluza para la Erradicación del Uso Ilegal de Cebos Envenenados, iniciaron una inspección, con la colaboración de la Policía Local de Sierra de Yeguas, y contando también con la ayuda de la unidad canina especializada en la localización de cebos ilegales y envenenados, que les llevó al registro de cinco almacenes y naves y al decomiso de una importante cantidad de medios de captura prohibidos por la legislación vigente.

En concreto, en los registros se localizaron 91 lazos, cuatro de los cuales eran de cable de acero flexible; 31 cepos; 80 cables de acero flexible; dos botes de pegamento atrapa-roedores; dos botes de granulado negro, al parecer del conocido veneno Aldicarb y un bote de polvo blanco; tres garrafas de contenido no determinado aún; 50 redes huroneras; dos redes para pájaros; ocho jaulas-trampa; una madeja de redes; 93 costillas pequeñas además de otras siete de gran tamaño; ocho postas y dos balas calibre 22, así como un reclamo electrónico.

Además, en inspecciones posteriores, se localizó el cadáver de otro zorro y de un gato montés, junto a un bote con polvos, cuyo contenido ha sido remitido al laboratorio de la Policía Científica de la Guardia Civil para su correspondiente análisis, con la idea de determinar tanto la naturaleza de los productos, como para obtener las huellas digitales que permitan identificar a las personas que los hayan manipulado.

Según han apuntado este miércoles en rueda de prensa en Málaga, dos personas han sido denunciadas y los atestados de la operación han sido remitidos también a los juzgados de la localidad malagueña de Antequera.

El coordinador de los Agentes de Medio Ambiente, José Montes, ha precisado que la finalidad que persiguen los cazadores con estas técnicas ilegales son varias, fundamentalmente favorecer el desarrollo de alguna especie cinegética sobre otra, para la especialización del coto.

Además, otro perfil que barajan los agentes en el uso de este tipo de medios prohibidos es el de los intereses ganaderos, y las rencillas entre vecinos. Del mismo modo, han advertido de que el uso de estas sustancias está limitando el plan de expansión y de inserción de especies amenazadas como el quebrantahuesos.

REGLAMENTO DE CAZA

Ruiz Espejo ha recordado que tanto la ley como el reglamento de caza de la Junta de Andalucía establece “claramente” la prohibición de usar cebos envenenados o de cazar con munición no autorizada, a la vez que protege a distintas especies amenazadas.

Así, el delegado del Gobierno, quien ha felicitado a los Agentes de Medio Ambiente por su labor, ha querido dejar claro que “la Junta de Andalucía va a poner todo nuestro esfuerzo en perseguir a aquellas personas que se dedican a estas actividades ilegales”.

“No vamos a permitir que en nuestra provincia se ponga en riesgo a especies animales protegidas, ni nuestra fauna, ni mucho menos a las personas, que también pueden verse afectadas por estas trampas, por estas artes ilegales, ubicadas en nuestros  montes y en los cotos”, ha advertido.

Por su parte, Carnero ha hecho destacado el trabajo de “salvaguarda de la naturaleza” que hacen los Agentes de Medio Ambiente, y ha hecho referencia a otras operaciones similares llevadas a cabo a final de 2013 en la Serranía de Ronda y en la comarca de la Axarquía.

Asimismo, ha hecho un llamamiento a la colaboración ciudadana para el control eficaz de la caza furtiva. “Cuando se detecte la presencia de uno de estos métodos de caza ilegal o de animales que pudieran estar afectados, aconsejamos que no se toquen y que se ponga en conocimiento de los agentes de la zona”, ha concluido.