AEAFMA (Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales)

Rafael Cudeiro: “No hay voluntad de que se investiguen los incendios”

AddThis Social Bookmark Button

Fuente: La Voz de Galicia

El secretario de la asociación nacional dice que se no cuenta con los trabajadores

Rafael Cudeiro: “No hay voluntad de que se investiguen los incendios”El ourensano Rafael Cudeiro fue elegido el pasado mes de octubre secretario general de la Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales, que renovó su directiva. Este colectivo agrupa a 1.600 socios de un total de seis mil agentes en toda España y aglutina a casi todas las asociaciones autonómicas. En Galicia, son 540 los agentes forestales y medioambientales, que dependen de dos consellerías distintas.

-¿Qué es lo que pretenden conseguir desde la nueva directiva?

-Hay una problemática similar a nivel estatal, aunque algunas comunidades ya la han superado. Reclamamos una ley del cuerpo de agentes forestales, que implicaría tener una estructura piramidal con mandos que también serían agentes. Aquí nuestros jefes no lo son y no tienen en cuenta ciertas situaciones. Nos encontramos con problemas cuando tenemos que tener relaciones con el juzgado, fiscalía, atestados. Reclamamos una normativa estatal básica que regule las funciones de los agentes forestales.

-Donde hay esa regulación, ¿qué diferencias hay?

-En Madrid y Cataluña tienen la ley del cuerpo. Tienen un jefe que es agente medioambiental y uno forestal y por provincias. En Cataluña se investigan el cien por cien de los incendios forestales. Aquí me conformaría con que se investigasen un treinta.

-¿Qué otras dificultades encuentran en la organización actual?

-Los agentes forestales no estamos incluidos en la sala del 112 y los incendios son también una emergencia. Desde este servicio podrían organizar que un agente pudiese participar si hay incendios cerca de casas o si una persona se pierde en el monte. Queremos que a los agentes se los identifique por el uniforme y por los vehículos y que estos tengan luces azules de prioridad para poder pasar rápidamente cuando hay un incendio. Ahora hay que respetar todas las señales, si no te multan, aunque vayas a una emergencia.

-¿Por qué no se llega a conocer la autoría de los incendios, más allá de los causados por quemas imprudentes?

-Las quemas negligentes son las más fáciles de investigar. Lo complicado son los intencionados. Implican un trabajo continuo, a veces de años. Aquí los grupos de investigación (de dos personas por distrito) se están desmantelando. Los jefes no colaboran y no dan medios. Solo se confía en las fuerzas de seguridad, pero nosotros somos los que estamos en el monte, conocemos el territorio y cómo se mueve la gente y no se cuenta con nosotros porque la información solo fluye de nosotros hacia ellos unilateralmente No hay voluntad de que se investiguen los incendios. Es un trabajo farragoso y meticuloso.

-Se gasta mucho en extinción. ¿Y en prevención?

-Se gasta mucho en medios aéreos. En mi opinión, en Galicia no son tan efectivos, porque el matorral es muy denso y una descarga de agua no es tan eficaz sobre un matorral de dos o tres metros. Se necesitan motobombas nuevas, con mangueras, y brigadas profesionales, que se están desmantelando. También falta vigilancia en las torretas. Algunas no funcionan por motivos de seguridad, algo que no se entiende. Se deja el inicio del incendio a merced de los avisos por llamadas telefónicas, cuando es básico llegar pronto, cuando está empezando el fuego. En el distrito de Ourense ya hace tres años que no se cubren las 24 horas y los incendios surgen de día o de noche. Las torretas se redujeron a la mitad.