Login

Usuario
Password *
Recordarme

AEAFMA (Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales)

Reivindicaciones de la Asociación de Agentes Medioambientales de Castilla La Mancha

AddThis Social Bookmark Button

Fuente: Europa Press

El presidente de la Asociación Profesional de Agentes Medioambientales (APAM) de Castilla-La Mancha, Rubén Cabrero, ha expuesto varias de las reivindicaciones de la entidad, como la necesidad de incorporar más personal al Cuerpo.

Reivindicaciones de la Asociación de Agentes Medioambientales de Castilla La ManchaEn una entrevista con Europa Press, Cabrero ha asegurado que según el Plan de Conservación de la Naturaleza de la región “debería haber 695 agentes, 225 más de los que están actualmente”.

En este sentido, ha explicado que hasta hace pocos años, llegó a haber 600 compañeros trabajando, “pero se despidió al cien por cien de los trabajadores interinos y desde Agricultura no ha vuelto a haber una convocatoria”.

Tal y como ha recordado, desde el año 2005 se empezó a abrir bolsa de trabajo en el sector y convocando cerca de medio centenar de plazas anuales, “pero en la actualidad ha habido jubilaciones y despidos y no ha vuelto a ocurrir”, excepto una última convocatoria que solo ofertó “cinco plazas”.

En su opinión, “si los gobernantes creyeran que es necesario, tirarían para adelante, pero no parece que lo hagan los de ahora”.

Posibilidad de portar armas

Otra de las reivindicaciones de los Agentes Medioambientales es que el personal que así lo solicite pueda portar arma durante el servicio de forma voluntaria.

“Desde la Asociación nacional se ha movido el tema y se han mandado escritos a Interior, y ya nos contestaron que como funcionarios públicos y agentes de la autoridad, podemos portar armas si la Administración regional lo pide”, ha aclarado.

Cabrero ha manifestado que alrededor del 25% de agentes castellano-manchegos son partidarios de llevar arma corta durante el servicio, “y el resto, aunque no son partidarios de su uso, sí quieren que los agentes tengan derecho a decidir si quieren llevarla”.

En todo caso, ha enfatizado que esta posibilidad tiene que ir conjuntamente con una formación previa y con que las oficinas de los agentes se equipen con armeros para poder depositar las armas, sumado a prácticas de tiro con la Guardia Civil.

“Somos el colectivo que trata con más gente armada de todos los colectivos policiales, identificamos a cazadores y tratamos con gente que también porta armas”, ha apuntado Cabrero, que ha puesto el acento en que poder trabajar armados “es un derecho que las administraciones tienen que otorgar”.

Reivindicaciones de la Asociación de Agentes Medioambientales de Castilla La Mancha

Recuperar las Brigadas de Investigación

De otro lado, Cabrero ha pedido que se recuperen dentro de este cuerpo las Brigadas Especializadas de Investigación de Incendios, gracias a las cuales “se resolvía cerca del 90% de los fuegos” que ocurren en la región.

Así, ha declarado que los incendios “hay que investigarlos todos y no restar importancia a ninguno”, además de que “es clave desplazarse cuanto antes en cuanto se tenga constancia del mismo, para poder hablar con testigos en la zona y porque así las pruebas del incendio están sin alterar”.

En la actualidad, tal y como ha manifestado Cabrero, “ahora mandan a los agentes al día siguiente”, lo que dificulta resolver el origen de las llamas. “A nadie le cabe en la cabeza que cuando se roba un banco vaya la Policía a investigar al día siguiente”.

Una denominación común

En otro orden de cosas, Rubén Cabrero ha expuesto que otra de las pretensiones de los Agentes Medioambientales a nivel estatal es conseguir una denominación común en todas las comunidades autónomas, ya que en estos momentos “hay 17 regiones y en cada sitio hay una nomenclatura diferente y un uniforme distinto”.

“Queremos llamarnos igual en toda España y llevar el mismo uniforme, porque así facilitamos al ciudadano nuestra identificación”.

Después de algunas votaciones en el seno de la Asociación Nacional, la denominación acordada por el sector es la de 'Policía Medioambiental'.

Para Rubén Cabrero, esta unificación “ha de realizarse a través de una ley estatal, aunque luego se den competencias a las comunidades autónomas para que la desarrollen”.

Adscripción a Presidencia

Por último, ha recordado otra de las peticiones del gremio, que es dejar de depender de la Consejería de Agricultura y adscribirse a la Consejería de Presidencia, algo que “se ha solicitado por escrito tanto a la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, como al consejero de Presidencia, Leandro Esteban”.

Para Cabrero es un modelo de referencia lo que ocurre en la Comunidad de Madrid, “donde el Cuerpo de Agentes Forestales pasó a depender de la Consejería de Presidencia y han mejorado mucho en cuanto a medios y presupuesto”.

En su opinión, se trata de un procedimiento administrativo “muy sencillo, ya que es un reglamento de fácil modificación por parte del Consejo de Gobierno”.

Para los Agentes Medioambientales, ha afirmado Cabrero, la coordinación de emergencias sería más sencilla estando adscritos a Presidencia y al Servicio 112 de Castilla-La Mancha.

La Ley de Caza, “orientada al comercio”

Rubén Cabrero se ha referido además a la futura ley de caza de la región, sobre la que ha opinado que provocará que esta actividad esté “más orientada al comercio y será solo un modo de obtener dinero”.

Es por ello que han hecho llegar al Gobierno regional cerca de 70 alegaciones, de las que según ha dicho se van a incorporar “unas siete u ocho”.

“Esperábamos que aceptaran alguna más, pero dentro de lo que cabe, por lo menos nos han hecho caso en alguna”, ha manifestado.

Del total de alegaciones, muchas de ellas han sido aportadas por personal del cuerpo y por usuarios del medio natural, como ciclistas, cazadores o senderistas.
En todo caso, ha dicho que con la nueva normativa “el cazador de pueblo de toda la vida nos ha pedido que defendamos la caza tradicional”, ya que se dan casos en los que ahora tendrán que pagar más de 2.000 euros para acudir a una montería “cuando antes tenían que pagar 150”.

A su juicio, la ley “debería ir encaminada a un aprovechamiento ordenado de la biodiversidad y no a generar riqueza, ya que para eso tiene que haber otras actividades”.

Concienciación para mejorar el hábitat del lince

El presidente de la Asociación ha abordado otros temas, como la problemática de la alta tasa de mortalidad de los linces liberados en espacios naturales de la región.

En este sentido, ha abogado por concienciar a los propietarios de los terrenos por donde se van a mover los linces de que limpien la zona de lazos, cajas trampa y otros métodos no autorizados de caza “para evitar más muertes”.

Para Cabrero, hubiera sido necesaria una campaña de concienciación de este tipo antes de la suelta de linces, algo que “no se hizo y ahora se intenta llevar a cabo a marchas forzadas”.

“Habría que haber limpiado el monte de métodos ilegales, y una vez que estuviera limpio, haber procedido a la suelta de los animales, pero ahora tenemos el miedo de haber llegado tarde”, ha lamentado.

Balance positivo en cuanto a incendios

Sobre otros asuntos, ha asegurado que el balance del año 2014 ha sido “bastante positivo” gracias a que la climatología ha acompañado “y ha llovido bastante en primavera”, pero ha alertado que “se ha bajado mucho el presupuesto y se ha reducido personal y medios”.

Sobre este tema ha subrayado que “se va a notar” el descenso en la actividad del personal de la empresa pública Geacam, “porque ahora mismo está trabajando aproximadamente el 50% de la plantilla” y no está realizando al mismo nivel el trabajo de desbrozamiento del monte en los meses de invierno.

“Antes trabajaban al cien por cien, y por lo tanto ahora se está limpiando la mitad de superficie que se limpiaba antes”, ha criticado Cabrero.