Login

Usuario
Password *
Recordarme

AEAFMA (Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales)

El uso de los lazos

AddThis Social Bookmark Button

Fuente: EFE Verde

LAZOS ANIMALES

Los lazos para atrapar animales, un problema sin resolver

El uso de los lazos

La colocación de estas trampas, explica en una entrevista con EFE el nuevo presidente de la Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales, Rubén Cabrero, se permite en algunas Comunidades Autónomas, pero con determinados requisitos para evitar la muerte del animal.

Los lazos para atrapar a depredadores, en especial zorros, continúa siendo una práctica frecuente y es uno de los quebraderos de cabeza de los agentes medioambientales, en total 6.400 policías que dependen de la Administración central, local y autonómica.

La colocación de estas trampas, explica en una entrevista con EFE el nuevo presidente de la Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales, Rubén Cabrero, se permite en algunas Comunidades Autónomas, pero con determinados requisitos para evitar la muerte del animal.

La última memoria anual de la Fiscalía de Medio Ambiente refleja que cepos, redes, lazos y cepos envenenados representan uno de los problemas ambientales más recurrentes y complejos.

Una lince hembra quedó atrapada en un lazo de acero

En 2014 el fiscal de Córdoba relató la liberación de una hembra embarazada de lince ibérico atrapada por un lazo de acero, que al final pudo salvarse -el procedimiento se archivó por falta de autor conocido-.

En Ciudad Real, sin embargo, un lazo causó la muerte de un lince ibérico, colocado por el empleado de un coto privado.

“Los lazos de carácter ilegal son métodos no selectivos tipificados en el Código Penal. Hacemos muchas inspecciones en los cotos de caza y es frecuente hallarlos”, añade Cabrero, que en su nuevo cargo acaba de iniciar una ronda de contactos con los partidos para exponer las reivindicaciones de su colectivo, entre ellas su homogeneización bajo la figura de Policía Medioambiental.

Hoy combinan las competencias de agentes de la autoridad y policía judicial, por lo que intervienen tanto en infracciones administrativas como en delitos.

“El principal problema de los lazos -añade Cabrero- es que en muchas ocasiones se ponen sin autorización o se incumplen los requisitos impuestos por las administraciones”.

En Castilla-La Mancha, se admiten con autorización administrativa destinados a la captura de zorros. Sólo se pueden situar con una serie de características reguladas en una orden.

En Navarra solo se consienten lazos de tipo “Wisconsin” con tope o freno para el control de zorros que ataquen a avutardas, para el control de castores por tramperos especializados y en alguna ocasión excepcional cuando existen problemas con tejones, siempre previa autorización.

En la Comunidad Valenciana, Extremadura, Madrid, Aragón y Cataluña también se pueden poner con autorización y cumpliendo unas exigencias. Están prohibidos en Andalucía, Murcia, Asturias y Baleares, indica el presidente de la asociación.

Los lazos con tope impiden la muerte del animal 

Los lazos con tope impiden que se cierren menos de ocho centímetros, de modo que el animal que cae no se ahoga reduciendo así la mortandad y, en caso de tratarse de una especie protegida, se libera.

En esta época del año, buena parte de la actividad del Cuerpo de Agentes Medioambientales se concentra en la caza, fundamentalmente en que se porte la preceptiva documentación y en que se capturen solo las especies permitidas, es decir, “prevenir para que no se cacen especies protegidas”.

En otoño es también muy frecuente la pérdida de personas en el medio natural y los accidentes, y la vigilancia en la recogida de setas, que genera “mucho dinero negro”, asegura Cabrero, tarea para la cual es esencial llevar a cabo la integración efectiva de este colectivo en los servicios de emergencias del 112.

Otras reivindicaciones del Cuerpo de Agentes Forestales es el acceso a la licencia de armas tipo A (arma corta), ya que en la actualidad sólo tienen acceso a la licencia tipo C (arma larga) y en ocasiones se enfrentan a situaciones de riesgo (furtivismo), así como la aprobación de sendas leyes autonómicas que regulen su actividad.

En la actualidad, solo las comunidades autonómicas de Madrid y Cataluña poseen una regulación con rango de ley para este colectivo.

Un objetivo “esencial” es conseguir la equiparación con el resto de los cuerpos uniformados a través de la incorporación de los agentes en la ley de cuerpos y fuerzas de seguridad como una policía especializada en medio ambiente, ha concluido Cabrero.