Login

Usuario
Password *
Recordarme

AEAFMA (Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales)

El norte de España arde antes de finalizar el 2015

AddThis Social Bookmark Button

El norte de España arde antes de finalizar el 2015El pasado sábado 19 los medios de comunicación difundían la terrible noticia. Varias provincias del norte de la Península tenían que hacer frente a 145 focos. Las temperaturas, demasiado cálidas para la época del año en la que estamos sumadas al viento han agravado la situación.

Se investiga el origen de los incendios, pero todo apunta, como ha señalado el fiscal de medio ambiente Antonio Vercher, que la mayoría han sido provocados. Para terminar con el fuego, aclarar el origen del incendio y poner ante la justicia a los culpables, juegan un papel fundamental los Agentes Forestales y Medioambientales. Rubén Cabrero, presidente de AEAFMA, la asociación española de agentes, destaca la labor policial en la investigación y en todas las fases del fuego, desde su prevención, pasando por la coordinación en la extinción y con la fiscalía, con el poder judicial, hasta el trabajo de recuperación del monte quemado.

Rubén Cabrero habla en una entrevista en las Mañanas de RNE, en el programa “España a las 7”, de lo insólito de esta oleada de incendios, lo cual califica de “excepcional y auténtica catástrofe”. Además de destacar el desempeño de los agentes en cuanto a los incendios, señaló que “España necesita que realmente llegue el invierno”. Los embalses están en una situación precaria y “como no llueva, vamos a tener un verano muy complicado”.

Esta oleada de incendios no sólo se ha cobrado hectáreas de monte y el miedo de los vecinos. Por desgracia también ha acabado con la vida de un bombero que trabajaba en la extinción de uno de los focos, en concreto, en La Roza (concejo de Parres). El fallecido pilotaba un helicóptero que se estrelló, todo apunta a que las causas se deben a la poca visibilidad generadas por el humo y la niebla.

Bomberos y Agentes del Medio Natural trabajan arriesgando sus vidas para extinguir el fuego, en ocasiones fortuito, en otras no. Una vez esté extinguida la última llama, la investigación será clave para poner ante la justicia a los culpables.