AEAFMA (Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales)

Piden cinco años de cárcel por construir en una zona de máxima protección

AddThis Social Bookmark Button

Fuente: La Vanguardia

El fiscal pide 5 años de cárcel a pareja por construir en un Parque Regional

Piden cinco años de cárcel por construir en una zona de máxima protecciónEl fiscal ha pedido hoy en un juicio celebrado en la Audiencia de Madrid cinco años de cárcel para una pareja por construir tres edificaciones en una zona de máxima protección medioambiental en el "Parque Regional del curso del río Guadarrama y su entorno".

El representante de la Fiscalía les atribuye un delito contra la ordenación del territorio y ha mantenido en la vista que la pareja efectuó diversas obras, como zanjas y fosos, y levantaron una casa prefabricada y dos casetas de madera y metal en una zona de máxima protección medioambiental en el citado parque regional.

Sin embargo, los acusados, Francisco Javier O. C. y Laura S. C., han sostenido que tales edificaciones ya estaban en la finca cuando la adquirieron y ellos se limitaron a realizar "labores de mantenimiento".

La pareja ha explicado al tribunal que cuando compraron la finca -situada en el término municipal de Villaviciosa de Odón (Madrid)-, ésta se encontraba en barbecho y ellos querían hacer un criadero de animales, por lo que fueron "limpiando y acondicionando".

Han asegurado que únicamente realizaron labores de mantenimiento sobre edificaciones que ya estaban hechas, para las cuales desconocían que tuvieran que solicitar ningún tipo de licencia.

"Teníamos que acondicionar todo lo que ya estaba hecho, desconocíamos el estado en el que estaba legalmente", ha manifestado Laura.

Sin embargo, una de las Agentes Forestales que el día 6 de mayo de 2012 inspeccionaron la finca y advirtieron la existencia de las supuestas irregularidades, ha sostenido que esas edificaciones no se encontraban anteriormente en la finca.

"Lo que más nos llamó la atención es una casa prefabricada, que por su aspecto tenía toda la pinta de ser de uso residencial, había hasta ropa tendida", ha explicado otro de los agentes.

Por su parte, un perito de la Dirección General de Medio Ambiente ha manifestado que está "expresamente prohibido" residir en esa zona.

El fiscal ha elevado a definitivas sus conclusiones provisional al término de las vista y ha recalcado que los acusados no pidieron "ni licencia, ni permiso ni autorización a la administración" para ninguna de las actividades urbanísticas que realizaron en la finca y ha mantenido la petición de cinco años de cárcel para ambos.

Por su parte, el abogado de la defensa ha solicitado su absolución, pues ha sostenido que no ha quedado acreditado durante la vista que sus clientes hubieran realizado las obras por las que se les acusa.

Ha apuntado que los acusados "no actuaron de mala fe". "Hay motivos suficientes para declarar inocentes a mis defendidos", ha insistido.