Login

Usuario
Password *
Recordarme

AEAFMA (Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales)

El final de la batalla a orillas del Ebro

AddThis Social Bookmark Button

El final de la batalla a orillas del EbroEs difícil aguantar la expresión de emoción ante el final de los acontecimientos vividos por los Agentes Forestales del ayuntamiento de Zaragoza, y conseguir sintetizar en unas pocas líneas lo que daría para un libro entero. De todo ello me quedo con el apoyo sostenido de nuestros compañeros/as, Agentes Forestales/Medioambientales de toda España, y de las distintas organizaciones que los representan. Cada contacto, cada petición de ayuda, cada conversación sobre la “cacicada”, ha fraguado una buena amistad que perdurará en el tiempo, intocable para quienes desde el poder mediático y político quisieron eliminar a una Unidad de agentes que velaban y velan por la conservación del rico patrimonio natural de todos los zaragozanos, con el único argumento de osar denunciar al dueño del Heraldo de Aragón por un delito que todavía hoy persiste. Su poderosa influencia, amenaza incluida a quien escribe estas líneas y la posible confluencia de intereses con el Vicealcalde de Zaragoza Sr. Gimeno, hicieron el resto.

Lo que quisimos llamar “La Batalla a Orillas del Ebro” tuvo su inicio en la decisión del Gobierno de Zaragoza del 30 de julio de 2010, donde se escribió la “cacicada”, y encuentra su finalización en la decisión del Gobierno de Zaragoza de 25 de julio de 2016 y su publicación en BOPZ ¡Gracias!. En estos 6 años, la estrategia de seguir trabajando de manera eficiente, por respeto al salario público que percibimos, ha sido una constante. Frente a la complacencia, posiblemente prevaricadora de nuestras altas jefaturas, el discurso inalterable de nuestro día a día en inimaginables escenarios, la unión del colectivo, y sobre todo el apoyo de numerosas entidades sociales, grupos conservacionistas, grupos políticos, periodistas amigos y ante todo, ese aliento de los compañeros/as de profesión que tantas veces nos han dispensado. Gracias a todos ellos.

A buen seguro queda mucho por hacer, y muchas peleas por solventar, pero la referida al status funcionarial de los Agentes Forestales del ayuntamiento de Zaragoza ha escrito su final.