AEAFMA (Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales)

Viven en zona protegida

AddThis Social Bookmark Button

Fuente: El Mundo

Una colonia de feriantes en Navalcarnero

Viven en zona protegidaVerano tras verano, los feriantes recorren los pueblos con sus puestos a cuestas para montar la feria en días de fiestas. Sin embargo, cuando el frío aprieta, surge la incertidumbre entre muchos de estos trabajadores de dónde establecerse en la época invernal.

Ante este dilema, una familia de feriantes de la zona oeste y sur de la Comunidad de Madrid decidió comprar una finca en 1999 donde poder vivir en invierno. El terreno lo tiene todo: es de gran tamaño, está próximo a grandes municipios, como Navalcarnero o Móstoles, y tiene cerca el río Guadarrama. Sin embargo, el problema lo tienen en esto último.

La finca, que pertenece al municipio de Navalcarnero, está dentro del Parque Regional del Guadarrama, en un terreno que entra dentro de una zona catalogada como protegida. En 2007, los Agentes Forestales demandaron a esta familia por hacer un uso indebido de la superficie ya que en ella, aparte de tener caravanas y camiones donde duermen, han construido casas para vivir.

«Sabemos que hemos actuado mal con este terreno y acataremos la decisión del juez si finalmente decide que tenemos que marcharnos», afirma uno de los residentes de la finca. Pero ellos tienen intención de insistir. Critican que «se ha tardado mucho tiempo en tramitarse el juicio» y que ahora se enfrenan a una «situación complicada». Aseguran que son «11 hermanos con sus hijos» los que viven en la finca y que tienen «niños» que «están escolarizados en El Álamo».

«Ni la persona que nos vendió el terreno hace 17 años ni nosotros sabíamos que esto pertenecía al Parque Regional y que no se podía construir aquí. De haberlo sabido, no hubiéramos comprado la superficie, porque nuestra intención era tener un sitio donde vivir en invierno», afirma uno de los familiares.

Cabe decir que el desconocimiento de esta información no sólo lo tienen ellos, sino también muchos ciudadanos de los pueblos cercanos. Vecinos de Arroyomolinos o El Álamo con los que ha podido contactar este periódico ignoran que parte de su municipio pertenece al Parque Regional. «Llevo más de 20 años viviendo en Arroyomolinos y nunca me han informado en ningún sitio de que formamos parte del Parque del Guadarrama», afirma Juan Carlos.

Por su parte, fuentes del cuerpo de forestales decidieron demandar a esta familia por el uso indebido que estaban realizando en la finca. En relación a la investigación desarrollada por los guardabosques, éstos comenzaron a ver en 2007 cómo llegaban al terreno más gente con camionetas y «la finca empezaba a convertirse en el foco de un asentamiento ilegal». «La finca tendrá 1 o 1,5 hectáreas aproximadamente. El problema es que poco a poco están comprando más terreno y se están acercando a la depuradora», afirman estas fuentes.

Además, éstos aseguran que ellos han hecho «el trabajo correcto desde el principio al denunciar hace años esta situación». «Las negligencias que se dan en la Justicia, en la Consejería de Medio Ambiente o en el Ayuntamiento retrasan el proceso», añaden.

Según informan estas mismas fuentes, el juicio de este caso se hizo hace dos meses, dictándose una sanción económica para la familia y la obligación de restaurar al estado original el terreno. «Eso último es lo más complicado ya que, además de las casas móviles que tienen, hay viviendas fijadas al suelo», aseguran.

El objetivo que persiguen los guardabosques es que el terreno que ocupa la finca vuelva al estado original o, al menos, a algo parecido, ya que «toda esta construcción supone una degradación en el estado del Parque Regional del Guadarrama».

En estos momentos, los Agentes Forestales están a la espera del recurso que la familia presentará en los próximos días. «Con todo esto, los feriantes pretenden alargar la estancia todo lo posible», declaran.

«Ellos pretenden vivir en la finca, sin embargo esta superficie no es de uso residencial. La solución que tiene la familia es vender el terreno», concluyen estas fuentes.