Login

Usuario
Password *
Recordarme

AEAFMA (Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales)

Situación insostenible

AddThis Social Bookmark Button

Fuente: El Mundo

MEDIO AMBIENTE
Falta de personal y medios
Agentes Medioambientales denuncian falta de apoyo del Consell en dos años
Alertan de la falta de personal en un colectivo envejecido, sin cobertura legal ni medios para ejecutar su labor

Situación insostenibleLos Agentes Medioambientales de la Comunidad Valenciana, cuerpo dependiente de la Conselleria de Medio Ambiente, pasan a la acción y van a movilizarse después de dos años de Govern del Botànic en los que, según la Asociación Profesional de Agentes Medioambientales de Castellón, «no ha hecho nada» por mejorar su situación. En todo este tiempo, y pese a las 17 reuniones mantenidas con la Conselleria de Medio Ambiente, «no ha habido avances» en materia de personal o medios materiales.

Desde el colectivo se recuerda el compromiso que el propio Ximo Puig asumió a su llegada al cargo con los agentes de Medio Ambiente sin que haya atendido sus demandas ante «las numerosas carencias» del cuerpo. Con 260 Agentes Medioambientales en plantilla en toda la Comunidad, estos profesionales estiman que haría falta el doble de personal para cubrir de forma adecuada todo el territorio.

Una situación que se ha agravado en la región después de que los Agentes Medioambientales hayan conocido la amortización de dos plazas en Alicante, una decisión de la Conselleria que «ha sido la gota que ha colmado el vaso» de la paciencia de unos profesionales que ya preparan movilizaciones y actos de protesta.

Sólo en la provincia de Castellón hay 18 vacantes en una plantilla de 72 agentes que impiden cubrir todos turnos. «Hace 11 años que apenas hay oferta de empleo público y sólo se ha contratado tres agentes en este tiempo». Además, y con una plantilla envejecida -la media de edad supera los 45 años- las bajas no se cubren con interinos, denuncia la Asociación Profesional de Agentes Medioambientales de Castellón.

Esto provoca que, con tres oficinas en la provincia -Segorbe, Vall d'Alba y Sant Mateu- se queden fines de semana con sólo un agente para toda la provincia o haya noches sin servicio. «Es imposible cuadrar todos los turnos con 18 vacantes», avisan.

Sí que es cierto, advierten, que ahora mismo hay abierto un proceso de oposición para la contratación de 15 agentes forestales en la Comunidad que no culminará hasta el próximo año.

Una carencia de agentes a la que se suma la inexistencia de una Ley del Cuerpo de Agentes Medioambientales a la que Puig «se comprometió en Morella en 2016» sin que haya habido avances. «No disponemos de una legislación que nos reconozca como tampoco que concrete nuestras funciones o regule la reposición de uniformes o vehículos», insisten desde la asociación.

La carencia de efectivos es tal que, según fuentes del colectivo, cada agente debe cubrir una superficie de 12.000 hectáreas, prácticamente equivalente a todo el término municipal de ElToro, y que es muy superior a la que tienen los forestales de Madrid. Una precariedad de personal a la que hay que añadir el incremento de labores que realizan.

De hecho, según el colectivo, se realizan labores como las inspecciones de granjas agrícolas, así como de tiendas de animales exóticos o el control de la calidad de aguas de zonas húmedas. «Son funciones que nos corresponden pero que estamos realizando ahora y antes no cuando somos menos agentes en plantilla», advierten.

PATRULLAN CON COCHES DE 20 AÑOS

Los Agentes Medioambientales también denuncian la falta de medios materiales con los que realizan diariamente su labor. Carecen de cámaras digitales con las que hacer fotografías de su trabajo o prismáticos con los que realizar labores de vigilancia. A todo ello hay que sumar vehículos que alcanzan los 20 años de antigüedad que, en muchos casos, sufren averías y se quedan tirados en la carretera con kilometrajes que alcanzan los 350.000 kilómetros. «Un compañero recientemente se quedó tirado en la carretera al quedársele parado el coche y caerle el motor al suelo», denuncian desde la Asociación Provincial de Agentes Medioambientales.

Una falta de medios y equipamiento que les hace vulnerables en circunstancias peligrosas dado que, con la falta de personal, se ven obligados a hacer más kilómetros durante sus jornadas de trabajo y, especialmente, los fines de semana. «El fin de semana que sólo hay un compañero de guardia, a lo mejor está en Segorbe y debe subir a Morella», advierten desde la asociación profesional, que reclama también una ley propia que, como agentes de la autoridad, les permita disponer de más cobertura en servicios como el 'parany' en los que han recibido amenazas e incluso agresiones.