Login

Usuario
Password *
Recordarme

AEAFMA (Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales)

Agentes Forestales decomisan dos cepos

AddThis Social Bookmark Button

Fuente: Mira Corredor

Los Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid decomisaron el pasado viernes dos cepos en una zona de huertas de Torrejón de Ardoz, según ha informado el 112 de la Comunidad de Madrid.
El Servicio de Emergencias de la región recuerda que la tenencia, comercio y utilización de estas trampas está prohibida por la legislación vigente.

Agentes Forestales decomisan dos ceposCuando los Agentes Forestales incautan cualquier tipo de trampa ilegal, proceden a realizar una inspección ocular de la zona con el fin de recoger pruebas para abrir una investigación que pueda concluir en conocer quién ha podido depositarlos, según explica a MiraCorredor Ramón Castillo, Jefe Operativo de Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid.

Si la investigación determina quién es la persona responsable, se eleva como un delito a la Fiscalía de Medio Ambiente, por lo que al autor puede enfrentarse a penas de hasta dos años de prisión, y a cuantiosas sanciones administrativas.

Todas las trampas se decomisan y se depositan en las oficinas comarcales de este cuerpo, hasta que exista una resolución. Además, la recopilación de datos permite a los agentes establecer antecedentes e incrementar los dispositivos de inspección en zonas con mayor incidencia.

«Hay gente que los tiene del pasado y hace décadas se utilizaban para atrapar conejos, ahora tienen un uso secundario y se utilizan para atrapar depredadores, cualquier animal que se pueda entender que es competencia para la caza, para proteger un gallinero o para proteger las huertas, como en este caso», señala Castillo, quien incide en que además son peligrosos para las personas y animales de compañía.

El empleo de lazos, cepos y otros métodos ilícitos tiene lugar durante todo el año, pero es durante los periodos en que no se puede cazar cuando se produce un incremento en el empleo de los mismos.

El Corredor del Henares, el Sureste y el Suroeste son las zonas de la Comunidad de Madrid donde se produce un mayor número de intervenciones por el hallazgo de este tipo de sistemas, aunque se han detectado en diferentes puntos de la región.

Si una persona detecta la utilización de uno de estos medios o animales que pudieran haberse visto afectados por los mismos, lo primero que debe hacer es no tocar nada por seguridad y avisar a los Agentes Forestales a través del 112 o del teléfono 900 181 628 y esperar a que lleguen para que puedan revisar el elemento e inspeccionar la zona.