Login

Usuario
Password *
Recordarme

AEAFMA (Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales)

Propósito de enmienda

AddThis Social Bookmark Button

Fuente: El Mundo

LA 'X' MARCA EL LUGAR

Propósito de enmiendaLos Agentes Medioambientales, representados por APAMCV (Associació Professional d'Agents Mediambientals de la Comunitat Valenciana), ya no esperamos nada de este Gobierno, aunque tampoco de los sindicatos y diputados que nos representan. Es lamentable que tengamos esta certeza pero los hechos consumados no dejan mucho espacio a la esperanza. Sería un milagro conseguir alguna mejora en lo que resta de legislatura y los milagros, hace años que no llegan.Nuestras propuestas de mejora, nuestra disposición a colaborar para salir de este impass han sido siempre rechazadas. Lo mismo a la hora de participar en reuniones. En esto, sindicatos y Gobierno estuvieron siempre de acuerdo, así se libraban de escucharnos. Ya lo advertimos hace meses. Esto está todo pactado y el objetivo son otras urgencias. Se han centrado en lo que verdaderamente les interesa, como las jugosas encomiendas a otros colectivos e incluso se han preocupado por la formación del ejército. Sin embargo, se siguen negando incluso a elaborar estadísticas del trabajo de los Agentes Medioambientales para ocultar así nuestro trabajo a la sociedad.

Han sido cuatro años en los que no ha habido ni un pequeño avance en lo elemental, que es la seguridad, como agentes de la autoridad y policía judicial genérica que somos. Ya no digamos en el resto de asuntos. Se han negado incluso a poner en marcha propuestas de coste cero, algo verdaderamente incomprensible. En la Conselleria de Agricultura Medio Ambiente Cambio Climático y Desarrollo Rural se pretende desmoralizarnos y que no podamos realizar ciertos servicios por falta de organización, negándose a optimizar los escasos recursos que tenemos. Y nuestros diputados no han sido capaces de incluir en los sucesivos presupuestos aprobados de la Generalitat ni una sola partida que iluminara, aunque solo fuera un destello, este oscuro túnel en el que nos tienen -digamos- paralizados.

APAMCV seguirá recordándole todos los días al presidente Puig y a nuestra vicepresidenta Oltra las promesas incumplidas del Botànic, como máximos responsables de todo lo que está pasando. En la Junta Directiva de APAMCV creemos que nuestra Consellería lo ha intentado pero no con el impulso que prometieron cuando estaban en la oposición. Y por otra parte, no es menos cierto que no han tenido el apoyo necesario para poner en marcha las reformas. Esta situación, lejos de ser solo lamentable para los Agentes Medioambientales -los más abandonados de toda España- es más grave y penosa para la conservación de nuestro medio natural. Los AAMM hacemos nuestro trabajo lo mejor que podemos incluso con la precariedad de medios que tenemos. Pero este sería mucho más efectivo si -como venimos pidiendo- fuéramos más agentes, se tramitaran todas las denuncias, contáramos con mejores medios y sobre todo si se hubiera apostado por la especialización del colectivo y por una nueva organización, así como por mejorar la imagen que damos. Eso por no incidir en la imprescindible evaluación de riesgos laborales que actualmente incumplimos, poniendo en riesgo todos los días nuestra seguridad.

Podríamos decir que estamos cabreados o decepcionados... sin embargo, la situación es tan penosa que algunas cosas nos da hasta vergüenza contarlas. Un ejemplo es el reciente problema con la ropa de trabajo. De la promesa de una Orden de Uniformidad hemos pasado a un fiasco con la nueva adquisición de ropa de trabajo, que ya veremos cuando llega. Por el comunicado de la propia empresa suministradora, después de cuatro años nos encontramos con que, tendremos que seguir comprándonos algunas prendas imprescindibles, como son las botas, porque no hay presupuesto para todos. Realmente patético y lamentable que a estas alturas tengamos que contar estás cosas, sin que nadie se haga responsable.

El Medio Ambiente que disfrutamos, está amenazado y en permanente peligro. Este difícil equilibrio entre el uso y disfrute y la conservación necesita una vigilancia permanente, un seguimiento y un control sobre el terreno. Esas son las funciones que estamos llevando a cabo desde hace más de 140 años los Agentes Medioambientales. Lo haríamos mucho mejor y con mejores resultados si nuestra imagen, nuestra organización y los medios que tenemos, no hubieran empeorado en los últimos años de manera exponencial. Nosotros no estamos para pedir dimisiones exprés -y menos en época de riesgo de incendios-, pero si queremos compartir algunas reflexiones con los ciudadanos que nos pagan el sueldo. Todos compartimos que el problema de los incendios forestales es complejo. Grandes incendios tendremos siempre pero si subvencionamos casas de madera en medio de un pinar y no cumplimos nuestras propias normas ni acotamos el perímetro de protección que establece la ley, lo normal es que si hay un fuego, se quemen esas casas. Y si con muchos medios se quema la misma superficie que ya se ardió en 1964, no solo la climatología será la culpable, algo estaremos haciendo mal.

Debemos cambiar de modelo, incidir en la prevención y exigir el cumplimiento de los planes de incendios, del Plan de Acción Territorial Forestal de la Comunitat Valenciana y de la Ley Forestal. Tenemos que ordenar los montes y seguir tramitando las denuncias. De lo contrario seguiremos sufriendo grandes incendios forestales, con graves consecuencias económicas y medioambientales. Los Agentes Medioambientales estamos para ayudar en este propósito de enmienda y lamentamos no ser escuchados por quienes gobiernan, justo los mismos que hace unos años nos prometían lo contrario.