Login

Usuario
Password *
Recordarme

AEAFMA (Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales)

Cientos de aves electrocutadas

AddThis Social Bookmark Button

Fuente: En Castilla- La Mancha

Triste balance de 2018: más de 400 aves protegidas murieron electrocutadas en Toledo y Albacete
Más de una por día de media, como asegura la Asociación Profesional de Agentes Medioambientales de la región. Fueron más de 400 los levantamientos de cadáveres de especies protegidas en ambas provincias. Muy triste…

Cientos de aves electrocutadasLas cifras son, desde luego, para tener en cuenta. Porque solo en el último mes, desde el período navideño y hasta hoy, los Agentes Medioambientales de Castilla-La Mancha han recogido los cadáveres de tres águilas imperiales, tres águilas perdiceras y un águila real (más otras aves como milanos reales y azores) que habían fallecido por electrocución, tal y como han informado desde la Asociación Profesional de Agentes Medioambientales de CLM (APAM-CLM).

Por lo que han solicitado la colaboración ciudadana “para poder luchar contra los graves problemas de electrocución de avifauna que sufre la región y, ante cualquier sospecha de mortandad de un animal se dé aviso inmediato a los Agentes de su localidad o solicitar su presencia a través del 112″.

Aves en peligro de extinción

En las provincias de Toledo y Albacete se produjeron, en 2018, más de 400 casos de electrocuciones de especies protegidas. “Información que contrasta con el anuncio de una compañía eléctrica que asegura que invertirá 200 millones en los próximos años para arreglar tendidos eléctricos”.

APAM-CLM considera que ha sido el trabajo de los Agentes Medioambientales, “en coordinación con los servicios jurídicos de la Junta y con sentencias en los tribunales, el que ha forzado a la compañía a realizar esta inversión, por lo que no se trata de una iniciativa propia de ella, sino más bien de la obligación del cumplimiento de la ley”.

Agentes que revisan todo tipo de instalaciones “que pudieran suponer un problema para la supervivencia de especies tan emblemáticas y amenazadas como son águilas reales, imperiales o perdiceras, especies en peligro de extinción”.